Main Menu

La Neta del Planeta: Limosneros con garrote

Karmelynda Valverde

Limosneros con garrote

En los tiempos recientes, la tijereteada consuetudinaria ha sido el paternalismo, las políticas populistas, y otros chunches enfocados a convertirse en remedio pero Jamaica será un combate frontal contra las necesidades de la paisanada más vulnerable. Digo, todos nos hemos dado color que son solo eso: paliativos, o cómo decía mi ex conviviente, el director de cine, Christian González: estrategias apantalla pentontos, que más tarde o más tempras, serán utilizados en un eventual proceso electoral.

Esto respecto a ‘’papá gobierno’’ de los 3 niveles. Pero a nivel querreque ¡iguanas ranas! Los suspira que suspirantes se traen chanda a la cuatitud ometepequense, y podría yo jurar ante un altar, que en otros municipios pozoleros, andan en las mismas, adelantando vísperas.

Y aquí hay que subrayar dos asuntachos: que han sido las prácticas querrequienas, las que han enchandado fieramente el asunto, no tanto papá gobierno, (aunque también lleva su partecita) pues los suspira que suspirantes, han sido los patrocinadores del toma y daca partidista, pero con chanfle, porque la paisanada ya se ha puesto bien vique, y han aprendido a estirar la manita derecha ¡y a batearlos con la izquierda!. No le hacen el fuchi a nada. Reciben de tocho. Que si este compita trajo unas cubetitas. Vénganos tu reino. Que si este otro compita nos trae palanganas, bienvenidas.

Que si aquel otro querreque se ofrece de padrino de bautizo del chamaco del líder de la comunidad, acepta ‘’iposofactamente’’ el compadrazgo, no importa que el chiquitillo en cuestión, ya le haya sido remojada la moyera en la pila de agua bendita.

Un compadrazgo ‘’de grado’’ no se le niega a nadie y menos a un querreque, pues durante la campaña no le faltará en su cocina despensitas, estará surtido de bandejas y cubetas, playeras hasta para los suegros, gorritas…y si en una de esas llega, asegurará por lo menos chambita.

Pero volviendo a los acumulos hechos a ‘’papá gobierno’’, hace unos días en el foro de consulta ciudadana realizado en el Bello Nido, sobre la nueva ley de Desarrollo Social, convocada por la comisión de Desarrollo Social del Congreso del Estado, se dijeron muchas netas. Una de ellas, que el asistencialismo sirve para combatir la pobreza en nuestro país, lo mismo que un Mejoral a un cáncer linfático. Y salieron a relucir los programas asistenciales que maneja ‘’papá gobierno’’ como la ‘’Cruzada Nacional Contra el Hambre’’ y sus comedores comunitarios que aseguraron los ponentes, le hace a la pobreza tenochca lo que el viento a Juárez.

Ahora bien, de que esto hay muchas netas en lo que se dijo, ¡las hay, como ya lo mencioné…arajo, hermanito chulo, ¡pero de que a la paisanada le recontra cuadra la gorra!…empezando por los ya famosos y muy comentados ‘’encarguitos costeños’’ que la paisanada que me lee sabe

requetebién a lo que me refiero. Y de ahí pa’l real. Aunque he de documentar que recibir un regalo, por pequeño que sea es una bendición. Aunque haya paisanitos, malagra (Carola dixit) que lejos de agradecer refunfuñan. Les dan un paquete escolar del gobierno estatal, lo reciben, y murmuran ‘’pa’ estas tonteras no habían de dar nada’’.

Ok, a lo mejor esperaban unos paquetazos escolares como los 100 que repartió el Gobierno municipal del Bello Nido, que hasta tenis y mochila incluyeron, pero no pues, no alcanzaría ningún dinero para que el gobierno estatal hiciera esa inversión.

Claro, las quejosas y refunfuñonas ignoran que el agradecimiento trae consigo nuevos beneficios, caray pero si tanto les enfurruñan los paquetitos escolares que han recibido por parte del gobierno estatal, ¡que no reciban nada de lo que les ofrecen! Porque van por la vida quejándose, de las palanganas, de las cubetas, de las despensas, de la barbacoa que primero engullen y después eructan transformada en quejumbre, pero están prestas y con la manita extendida pa apañar todas la dádivas, gubernamentales y querreques ¡he dicho!.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *