Main Menu

La Neta del Planeta: ¿La Historia lo absolverá?

Karmelynda Valverde

¿La Historia lo absolverá?

Y como podemos salvarnos del rayo, pero no de la raya, el tiempo de Fidel Alejandro Castro Ruz, se agotó. He de confesar que don Manuel Valverde López, era su fan. Mi padre se refería a él como Castro Ruz, y crecí oyendo historias fantásticas del que decía mi padre, era un ”verdadero revolucionario”. Y he de confesar también que a mi sus pláticas sobre Castro Ruz, y la revista URSS que recibía mensualmente, me provocaban bostezo y un letargo sumamente apentontador.

Y como mi padre un titipuchal de compitas tenochcas, rasgaron sus vestiduras tan pronto se dio a conocer la muerte de Fidel Castro. ”Comandante ” le llaman los simpatizantes izquierdosos, aficionados a la trova, subversivos y demás fauna quesque socialista.

Héroe para unos, y villano para otros. Estadista para unos y tirano para otros. Hay quien lo venera y quien lo aborrece; quien lo llama revolucionario y quien lo califica de asesino. Precísamente en una de sus muchas frases célebres, expresó ”Condenadme, no me importa, la historia me absolverá”.

Fidel, se inició como político opositor y destacó tras el asalto a Moncada en 1953, por el que fue condenado a prisión y tras ser indultado por la presión pública se refugió en Mexiclpán de las Tunas, donde además de romper corazones femeninos, conquistó la simpatía y lealtad del proletariado y los izquierdosos de esos años.

Fue aquí en mi tenochca país donde don Fidelito, planeó la invasión guerrillera de 1956, para llegar al poder tras aplicarle ”matanga dijo la changa” al dictador Fulgencio Buatista. Y desde entonces se convirtió en un hombre muy polémico, sobre todo por las características controversiales de sus formas de hacer política. Fidel Castro vivió inmerso en el debate sobre su gobierno, entre opositores y partidarios, desde calificarlo como ”una dictadura” aquellos hasta considerarlo ”la expresión de la voluntad del pueblo”, estos últimos.

Fidel Castro fue inspiración para cantautores de la talla de Silvio Rodríguez, que le han escrito las llamadas ”canciones sociales” donde le hacen wana musical. Entre ellos, Reimer Valdéz, el rapero Baby Love, y Cándido Fabre y su Banda que cantan aquello de ”Decir victoria es decir Cuba, y decir Cuba es decir Fidel”.

Aunque también hay quien afirma que la canción ”Ojalá” de Silvio Rodríguez fue dedicada a Fidel, porque la neta del planeta es que en el fondo lo odiaba (”Ojalá se te acaba pronto la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta, ojalá pase algo que te borre de pronto”). Sepa Judas. Lo que sí es neta es que entre sus grupos favoritos, y hasta sus niños consentidos fueron, los del grupo musical Orishas, a quienes patrocinó para que estudiaran en el extranjero.

De Fidel se ha dicho mucho y ahora ya, muerto seguirán tejiendose muchas más historias. Se sabe que una de las muchas mentiras con las que lureo al pueblo cubano, fue negar que era comunista, recién que apañó el poder. Incluso, juró ser católico y apostólico, y una vez empoderado persiguió gachamente a los católicos cubanos. La neta es que don Fidelito, practicaba Santería y su protectora era Santa Bárbara. Me llama la atención que él, que fue educado en colegios de monjas, y que su luna de miel con su primera esposa la pasara en Nueva York (e incluso estuvo a punto de estudiar en Harvard) después se declarara total y absolutamente anti yanqui.

”Ahora es cuando se va a conocer la realidad de Cuba” expresó la cubanísima Marlan Márquez, desde España, tía paterna de mi sobrina Marlan Márquez Valverde. Y es que sí, es neta que Cuba tiene el mejor sistema educativo de América Latina, un destacado sistema de salud, no hay indigentes en las calles, como tal, pero los cubanitos vivieron años racionados, con un pantalón para todo el año, dos kilos de azucar para el mes y unos cuantos huevos….mientras don Fidelito mandaba por su ropa a Europa, tomaba los mejores vinos y muchos otros chunches. Dicen ellos mismos, que reprimió y mató, y seguirá teniendo seguidores y detractores.

Aquí en mi México, lindo y querido, una parte de la cuatitud tenochca se ha puesto de luto, y se han sorrajado feisbuqueramente hablando, en condolencias y frases alegóricas, aclamando a Fidel Castro Ruz, lamentando la muerte de su ”Comandante”, mientras miles y miles de cubanos, celebran la muerte del que califican como tirano y dictador.

Comandante o subversivo, héroe o villano, libertador u opresor, se le acabron sus días. Por una lado lloran cubanos y mexicanos, y por el otro gritan de alegría cubanos y mexicanos.

Muchos me temo que aquí en mi tierra hasta novenario de misas le quieran hacer. O pueque que hasta ceremonia santera en una de esas. Mmm pa’l caso es lo mismo.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *