Main Menu

La Neta del Planeta: REDES SOCIALES ¿QUINTO PODER?

Karmelynda Valverde

REDES SOCIALES ¿QUINTO PODER?

Indudablemente que las redes sociales son un gran avance tecnológico y de gran ayuda para todos, pues nos permiten conectarnos con amigos y familiares e incluso hacer nuevas amistades de manera virtual; podemos crear comunidades sobre intereses similares: trabajo, lecturas, juegos, amistad, relaciones comerciales, relaciones amorosas, etcétera y estar en contacto con ellos por más lejos que se encuentren.

La popularidad que han alcanzado las redes sociales es impresionante, pero ojo, no todo lo que se publica en ellas es necesariamente neta del planeta. Y aquí es donde las redes se tornan muy peligrosas, y no me voy a referir a los ”fake profiles” o perfiles falsos que abundan sobre todo en mi pozolero estado (¡Y en el Bello Nido ni se diga!) desde donde cobardemente se bordan encarnizados ataques, en especial hacia personas públicas, escudados en el anonimato.

Hoy en día, decir ”Lo ví en Facebook” quiere decir que lo vió también un titipuchal de gente, pero no necesariamente significa que lo publicado en esta red social, sea neta del planeta, sobretodo si tomamos en

cuenta que ya cualquier persona con una cuenta en Facebook o Twitter, se pone a publicar el huevo y quien lo puso.

Sí, sí, sí, los medios de comunicación escritos, radiales y televisivos, usan las redes sociales para estar a la altura de los tiempos actuales, pero ¡ojo! no cualquier socotroco que publica una nota feisbuquera con cierta información, es periodista, porque arajo hermanito chulo, de pronto aparece cada publicación de dizque ‘’periodistas’’ con desplantes de Emperadores yopes que bueeeno, pena ajena.

Por otro lado están los ociosos, esos que emiten opiniones sin riesgo ni compromiso y esto neta que es preocupante. Leía yo ayer la publicación que hiciera al respecto, en su muro de Facebook, el secretario de Gobierno, don Florencio Salazar Adame, ”El problema es que, con frecuencia, se emiten opiniones lapidarias motivadas por impresiones y prejuicios. Unos instantes es suficiente para poner en tela de juicio la honorabilidad de alguna persona; emitir condenas sumarias; y desahogar frustraciones”

¡Y vaya que sí! …la ociosidad no solamente es la madre de todos los vicios, sino que se torna una actividad demencial cuando alguna persona escoge a alguien para hacerlo víctima de sus frustraciones.

Desgraciadamente no pocos son los que siguen el juego feisbuquero y aunque después se aclare el meollo del asunto, piedra dada ni Dios la quita. Hace unos días el

mismo don Florencio fue víctima de una ‘’denuncia feisbuquera’’ misma que no resistió la contundencia de la verdad…es por ello que coincido con él, cuando asegura que todo puede ocurrir desde la ignorancia, el ocio improductivo, el rencor y la frivolidad.

Como dije al principio de esta entrega, las redes son una herramienta muy útil, pero no confundamos la gimnasia con la magnesia, si bien es cierto que los medios escritos comparten en las redes sus notas destacadas y que connotados comunicadores y periodistas hacen lo propio con sus artículos de opinión, editoriales y reportajes, hay otra fauna que cree que con sus notas feisbuqueras están creando el quinto poder, pero ¡jamaica dijo la horchata!.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *