Main Menu

La Neta del Planeta: Festival de Vida

Karmelynda Valverde

Festival de Vida

El viernes 3 de marzo hubo cielos abiertos en Ometepec, gracias al clamor de un grupo de cristianos, que se reunieron en el teatro al aire libre en la plaza cívica del Bello Nido, pidiendo a Dios sanar esta tierra. Amén de que hubo sanidades y con una buena cosecha de almas.

Personas de diferentes edades, estuvieron atentos a todo lo que sucedía ahí: la alabanza, la adoración, la Palabra que fue soltada y todo ello hizo cimbrar no solamente los aires sino el corazón de los ahí presentes, incrédulos y no.

La semana pasada, hubo clamor en Cuajinicuilapa, donde creyentes de diferentes lugares de la región, se unieron en una sola voz clamando para que Dios sane esa tierra.

Este viernes la convocatoria fue para Ometepec, donde también a una sola voz cantamos ‘’grandes cosas por venir, grandes cosas Dios hará en este lugar’’ y a una sola voz levantamos el clamor, rogando por sanidad y gracia para nuestra ciudad.

Sin duda estamos viviendo tiempos peligrosos a nivel nacional, pero Dios, sigue siendo el mismo ayer, hoy, mañana y siempre, esperando a escuchar el clamor de su pueblo.

El deseo es, primeramente, que Dios sane nuestra tierra que sufre todo tipo de violencia. Que Dios destierre todo tipo de mentira, de engaño, de confusión. Pero también clamamos por un mismo sentir entre el pueblo de Dios. No más divisiones denominacionales. No más celos ministeriales. No más recelos entre una congregación y otra. Unidos en un mismo sentir. Parados en la brecha por nuestra familia, por nuestra congregación, por nuestra tierra, por nuestra región, por nuestro estado, por nuestro país.

Viene #Yo Soy Uno Más, el sábado 25 de marzo en la plaza cívica, otro evento donde nuevamente estaremos reunidos realizando alabanza y adoración pública, para el Number One, y tendremos de invitados a los Pastores Chavi, Eliezer Vázquez, Juan Carlos Cruz, Carlos Mena, y habrá danza, dramas, música en vivo con la Banda de Roca.

La visión de este evento, tiene su referencia en el libro de Hechos 2:47 ‘’Alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos’’

Sin duda subirá el incienso con olor fragante al trono de la gracia, se abrirán los cielos y descenderá bendición para esta tierra, traducida en sanidades y salvación.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *