Main Menu

La Neta del Planeta: ¿Hasta Cuando?

Karmelynda Valverde

¿Hasta Cuando?

El periódico Norte de Ciudad Juárez, realizó su última edición este domingo 2 de abril. En una carta dirigida a sus lectores, el diario informó que la de este domingo sería la última edición que se publique debido a que ‘’No existen garantías, ni la seguridad para ejercer el periodismo crítico’’. El propietario del periódico, Oscar A, Cantú Murguía, señala además en esta carta, que ‘’La trágica y sentida muerte de Miroslava Breach Velducea, -colaboradora nuestra- el pasado 23 de marzo, me ha hecho reflexionar sobre las adversas condiciones en que se desarrolla el ejercicio del periodismo actualmente’’.

Y dijo también, que las agresiones mortales ‘’así como la impunidad contra los periodistas, han quedado en evidencia impidiéndonos continuar libremente con nuestro trabajo’’.

Uf, uf y recontra uf. En menos de un año, algunos periódicos del interior de la República han cerrado sus puertas, aunque por diferentes razones: Diario Política, uno de los periódicos con más tradición en la ciudad de Xalapa, y el Diario del Sur en Acayucan, los dos en el estado de Veracruz, por la crisis económica que vivimos a lo largo y ancho del país. Así mismo el diario Respuesta, de Ciudad del Carmen en el estado de Quintana Roo, también cerró sus puertas por falta de financiamiento. Y hasta cierto punto se entiende, dada la situación económica que no es boyante en nuestro país en estos tiempos.

Caray, caray, pero neta que es incomprensible que un medio de comunicación cierre por que no existan garantías para ejercer el derecho constitucional a la libre expresión.

Los ataques contra periodistas aumentaron considerablemente en México, tras el inicio de la guerra contra el narcotráfico en 2006. Algunos periodistas de mi tenochca país, han dejado de cubrir la guerra contra las drogas, después que sus compañeros han sido amenazados, secuestrados o asesinados. De acuerdo con el Comité para La Protección de Periodistas, más de 42 periodistas han sido asesinados en México desde el año 2006, sin embargo otras fuentes aseguran que son más de 100.

Hace exactamente un mes, el reportero Cecilio Pineda, quien había ya sido blanco de amenazas por parte del crimen organizado, fue ejecutado en Tierra Caliente, sumando con esta, 28 muertes en el lo que va del periodo del Presidente Enrique Peña Nieto. Y hace apenas una semana, la corresponsal del periódico La Jornada Miroslava Breach Velducea, fue asesinada a balazos cuando salía de su casa en la Ciudad de Chihuahua, Chih. Casualmente, Miroslava también colaboraba con el periódico Norte de Ciudad Juárez que ayer domingo publicó su última edición, por falta de garantías para desempeñar el quehacer periodístico.

Speechless, diría el gringo. Neta me quedo sin palabras. De ese tamaño están las cosas en mi México lindo y querido. Incomprensible, inexplicable o cómo debemos definir esta situación. Y neta no se necesita afectar al narco con una nota

para que los demonios se enchamuquen aún más y quieran hacer ñiqui al autor de la nota en cuestión. Nooo, simplemente con que el de la pluma afecte los intereses de alguien, chiras pelas. Verbigracia en nuestra región, donde tiro por viaje a los reporteros, y por ende, los dueños de los medios donde se publica la nota, se les trae en la mira.

Me injerta de tigre con pantera que tan a la ligera la gente diga ‘’periódico chismoso y vendido’’ cuando son balconeados en alguna nota. Y no para ahí, sino que de inmediato arman mitote asegurando que esa nota fue pagada. Nunca les cae el veinte que como reporteros solamente transmitimos la denuncia, e ‘’ipsofactamente’’ juran ante un altar que nos pagaron para escribir y publicar tal o cual nota. O tantito ‘’piors’’ dan por hecho que el medio cobró el billetal. Se instalan tanto en la necia que prefieren ignorar que tienen derecho de réplica.

Nada menos el jueves pasado, una joven señora ometepequense publicó en su muro de Facebook ‘’Andan medio ojetes los del faro no?’’, por el perifoneo que hacía ese día El Faro de la Costa Chica, relacionado con un supuesto ataque durante el cacareado baile de Calibre 50.

De inmediato sus comadritas y demás contactos se soltaron como hilo de media, en contra de este medio. Puro viejerío con lenguaje de carretonero, asegurando que ‘’los contrarios les dieron su lana para que tiren como es su costumbre’’. Uf, que pena, no comprender que un diario, interdiario, semanario, mensual o anual es un medio donde los reporteros recogen las expresiones, momentos, denuncias, etcétera, etcétera, para transmitirlo a través de un medio escrito en este caso, para información de la ciudadanía.

Me encabrita que no sea valorado el trabajo que desarrollan mis compañeros reporteros. Me encabrita que muchos de ellos se exponen denunciando injusticias, y lo único que se los ocurre es vociferar que hay un pago de por medio. Me entristece que no se aprecie la importancia de estar informados ni que haya consideración por los dueños de medios, que han sufrido y siguen sufriendo persecución y amenazas, por haber publicado todo tipo de ilícitos.

Me desanima el ostracismo de algunos funcionarios públicos, que prefieren ignorar que la ausencia de información produce el rumor.

Otro medio que cierra. Otra periodista asesinada. Otra medida más de impunidad. Y la pregunta resulta obligada ¿Hasta Cuando?






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *