Main Menu

La Neta del Planeta: Yo Confío en Dios…Y Oro por Astudillo.

Karmelynda Valverde

Yo Confío en Dios…Y Oro por Astudillo.

Sí, la violencia como el peor cáncer, ha invadido mucho del territorio pozolero. Aún más, ha hecho ñiqui el tejido social, laboral, político y familiar. Pero ojo, no nos enredemos en nuestras frustraciones e impotencia; y esto es algo que he remachado en mis más recientes entregas de La Neta. Vuelvo y repito y va de nuez: El incremento de la violencia en mi pozolero estado no es algo que haya ocurrido, hace una semana, un mes o un año. Noooo. Vino gestándose a lo largo de una década, incrementándose pian pianito, y resulta ocioso insistir en estar señalando al Gobernador Héctor Astudillo como responsable.

Desgraciadamente, la delincuencia ha rebasado a nivel nacional a nuestras autoridades y resulta impensable, que cada individuo pueda traer pegado a un poli para resguardarlo. Pero ojo acá, también tenemos que asumir nuestra responsabilidad de cuidarnos nosotros mismos, no exponiéndonos y mucho menos andarle jugando al Vito Corleone.

No estoy diciendo que sea imposible que algunos politicoides pudieran estar involucrados con la delincuencia organizada, pero tampoco podría asegurar algo que no me consta, aunque hay indicios de que alcaldes y diputados han tenido sus ‘’queveres’’ mafiosones. Peerooo, no nos ‘’hágamos’’ tarugos (Chimoltrufia dixit) este, definitivamente no es el caso de Héctor Astudillo.

Neta, como guerrerense, me indigna, que se levanten voces de pretendidos ‘’comunicadores’’ que usan las redes sociales para atacar fortuitamente, al Gobernador de mi pozolero estado, haciéndole todo tipo de señalamientos, incluso ligándolo al narco. Encima se erigen ‘’dioses’’ justicieros y aseguran que su caída está próxima. Eso sin contar, las diarreas orales de Betty Mojica que sigue respirando por la herida y que aprovecha hasta los días de pascua, para atraer reflectores, aunque sea para decir boberías.

Que no hayan sido del todo exitosas las estrategias de seguridad que se han implementado tanto en Aca como en Chilpo, no significa que don Héctor haya sido omiso. Por supuesto que no. Que urge haga ajustes, al interior del aparato de seguridad e implementación de justicia es definitivo. Y que le tienen que entrar por la derecha los alcaldes, por su pollo dijo el caldo, pero carajo, lo

menos que podemos hacer toda la paisanada pozolera, es unirnos en torno a nuestra máxima autoridad estatal, pues Dios no nos puso como jueces de los que nos gobiernan sino todo lo contrario, su precepto es que oremos por todos los hombre que están en eminencia (I Timoteo 2:1)

Hay quien tiene obsesión con don Héctor, neta rayando en lo enfermizo, publicando en FB a lo largo de cada día, toda clase de infundios en su contra, asegurando que de un momento a otro don Héctor va a dimitir. Neta no se si la demencial actitud de este cuate, obedece a motivos y razones con signo de $$$$, lo que si me queda claro es que de la abundancia del corazón habla la boca, y el compa este tiene un corazón podrido.

Más allá, de zurumbaqueadas, de alucines existenciales, y rifirrafes almáticos, que de todo ello da cuenta este sujeto, no hay que perder de vista, que nuestro estado nos necesita a todos, absolutamente a tochos morochos, pero nos necesita unidos, no divididos, no haciéndonos eco de las incontinencias orales de los frustrados y resentidos, unidos en torno a nuestra máxima autoridad.

Caray, no actuemos como retrasados mentales, el Gober Astudillo no puede estar inmóvil dentro de Casa Guerrero, pues en su agenda es relevante que vaya a la Conchichina si es posible, a promover el turismo hacia nuestros destinos turísticos, obviamente el regreso de los cruceros, y muchas actividades más que redunden en beneficio de la actividad turística en nuestro chilenero estado, por lo que resulta ofensivo a nuestra inteligencia que hagan preguntas estúpidas sobre qué hacían Astudillo Flores y Velázquez Aguirre en Estados Unidos, cuando sucedió el hecho sangriento en Acapulco en el parque de La Reina.

Por otro lado, Dios no hace acepción de personas, y todos y cada uno de los seres humanos somos parte de su creación. Jesucristo pagó en la cruz por el pecado de absolutamente toda la raza humana, no solamente por los judíos, luego entonces, tiene el mismo valor la vida de un indigente que de un líder partidista, y cada suceso violento debe ser investigado y castigado, no solamente cuando se trate de una figura pública.

Sí, sí, si, definitivo, Guerrero nos necesita unidos, así qué, seamos factor de unidad, no de división. Yo, creo y confío en Dios…y oro porque le de guía, dirección y sabiduría al Gobernador Astudillo. ¡Amén!.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *