Main Menu

Un Rapidín con Angel Irra Carceda

-Olea y sus desaciertos. -Le saca al toro. -El Congreso lo exhibe. -Pero tendrá que comparecer.

Al fiscal Xavier Olea Peláez le sigue lloviendo en su milpita. Ni con el cigarrillo sabe mantener la boca cerrada. En el caso del ahora diputado local priista con licencia, Saúl Beltrán Orozco, sostiene que la Fiscalía General del Estado no lo puede detener. Y, habrá de recordar, enfrenta una orden de aprehensión por el presunto delito de homicidio. A Saúl Beltrán el Congreso local ya le aprobó su solicitud de licencia para separarse de la Legislatura y enfrentar a la justicia. Pero enseguida, más rápido que el correcaminos, Olea salió a asegurar que no lo pueden detener porque sigue siendo diputado, con licencia, y simple y sencillamente no sustentó su postura. Pero en la Ley Orgánica del Poder Legislativo del estado, se establece que esa con esa “licencia” perdió el fuero constitucional que tenía como diputado en funciones. Flor Añorve Ocampo, presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, le acaba de responder que Saúl Beltrán, al obtener licencia para separarse de esa representación social, YA NO TIENE FUERO. En entrevista, este martes 9 de mayo, la legisladora priista dejó en claro que Saúl Beltrán perdió TODOS SUS DERECHOS como diputado. Pero, además, dijo la priista que el fiscal Olea tendrá que comparecer en el Congreso local.

Ya me imagino cómo tratarán al fiscal de Guerrero. Tiene bastantes cositas que explicar. Tendrá que dejar muy en claro el por qué de su postura para establecer, tajantemente, que no puede proceder en contra de un sujeto que está acusado de un presunto homicidio. Y me queda claro que en esta Legislatura local, hay diputados que desean (por no decir otra cosa por falta de pruebas fehacientes), que intentan que no se proceda judicialmente en contra de Saúl Beltrán.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *