Main Menu

La Neta del Planeta: Cosas Veredes míos compas

Karmelynda Valverde

Cosas Veredes míos compas

Está K, mara K. Y eso que este añito ni siquiera ha cumplido su primera mitad, pero la cosa está que arde y no me refiero a los tremebundos calores que traen zurumbaca a la cuatitud pozolera, sino a los madrugadores chincuales electoreros de algunos compas. Digo, ta’ bien que al que madruga Dios le ayuda, arajo hermanito chulo, pero no por mucho madrugar despierten a sus vecinos…¡perdón, perdón, me achimoltrufié!…no por mucho madrugar choninos no sabemos, ay no, amanece a la hora del padre Cortéz, ay tampoco, pero bueeeno, la idea es esa (Chapulín Colorado dixit) y el que sepa que la pesque en el ‘’aigre’’.

Hacía un tiempecito que la Mata Hari no emitía opinión alguna, sobre los constantes ataques en contra del presidente municipal del Bello Nido, Omar Estrada Bustos, pero en el reciente numerito whatsapero que circula de cel en cel, y donde para no variar se pretende partirle la mandarina en gajos al alcalde originario de El Sepudo, explotó y se fue como hilo de media…’’Esto es demasiado, no se cansan de estarle tirando a Omar Estrada, una tras otra, primero fue en Facebook desde los perfiles falsos, luego los narcomensajes y ahora esta jalada que ya ni la malician, empezando porque en algunos mensajes de las capturas de pantalla que están haciendo circular, hay errores ortográficas y yo a ninguno de los susodichos les he visto esas faltas…cuánta perversidad…¿Y qué más seguirá?’’, expresó Matahari con visible indignación.

Chintehua y tiene razón. ¿Es esto una forma correcta, sana, de hacer política?…¡ni máiz paloma!….no estoy de acuerdo y me encabrita, cuando hay voces que se levantan para señalar que la política es sucia ¡Núncamente!…la política la enchocan los que ignoran que esta debe ser

tratada con cautela toda vez que posee distintas vertientes dadas las formas de pensar de diferentes pueblos que practican diferentes culturas y estilos de vida. Este concepto, blanco de críticas debe mantenerse esclavo de sus principios morales, ante tanta guerra y falta de paz. El fin de la actividad política debiera ser el bien común, la coincidencia, no el chisme, la vendetta, los rifirrafes post electoreros, las tenebras whatsaperas, ¡ya chintehua!…arajo, en lugar de que estuvieran ocupados en construir un proyecto de gobierno que resulte atractivo a los electores, en lugar de amacharse en buscarle chichis a las ranas y mangas al chaleco. Y esto va parejo y no respondo chipote con sangre sea chico o sea grande. Me descompone que hay quien se sienta ‘’dios’’ (así con minúsculas, porque son dioses chafas no el Todopoderoso) para exigir renuncias. Ora piden que renuncie Astudillo, mañana piden que renuncie Evodio y ayer cacarearon la renuncia de Omar Estrada. ¡Acomódense la bacinicaaaaaa!!! A Dios le plació poner al Gober, y a los dos Alcaldes (como a todas las autoridades habidas y por haber) y sólo si entra en sus planes hará cambios, no por los tanates o los ovarios de ningún ‘’prócer’’ o aprendíz chafaltrafa de politicoide.

Les recuerdo, que nos regimos por la ley de la siembra y la cosecha y todo lo que sembramos será lo mismito que recogeremos. Pero particularmente respecto al alcalde del Bello Nido, neta, hay formas más dignas de pretender ser actores políticos, no de malandros, hay formas inquirir su desempeño, no recurriendo a la cobardía de unas capturas de pantalla piratas, no haciendo daño a terceros, salpicando cuita a lo tarugo.

No envilezcan más el quehacer político, porfis. No contaminen un proceso electoral que aunque a casi un año de distancia, se vislumbra que no tendrá escenarios favorables para ningún aspirante. No compliquen más las circunstancias de por si adversas en nuestro pozolero estado. Son tiempos de actuar con responsabilidad, pero sobre todo con amor por Guerrero que lo que menos necesita en estos momentos, son actividades malandrezcas, talibanezcas, tenebrosas y perversas. ¡He dicho!

P.D. Mentaditas que no sean de menta pueden convertirlas incluso en whatsaperas.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *