Main Menu

La Neta del Planeta: ¡Nada que festejar!…

Karmelynda Valverde

¡Nada que festejar!…

Desde 1051 el entonces presidente Miguel Alemán Valdés, estableció el 7 de junio para ‘’celebrar’’ el día para ‘’celebrar’’ el derecho a la libertad de expresión; y unos años después, el presidente Luis Echeverría Álvarez, hace más grande esta ‘’fiesta’’ e incluye la entrega del Premio Nacional de Periodismo.

Pro la neta es que no hay nada que celebrar., pues sien do este uno de los derechos más importantes, se ha convertido en uno de los más peligrosos de ejercer en mi tenochca país y las cifras avalan esto que digo: el año pasado se registraron 397 agresiones a periodistas y, en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, 20 periodistas han sido asesinados.

En mi pozolero estado también se cuecen habas y se matan periodistas: Francisco Pacheco Beltrán, fue ultimado a balazos afuera de su casa en la ciudad de Taxco de Alarcón el 25 de abril del año pasado. En este caso el comunicador, había recibido constantes amenazas por la información que publicaba sobre los excesos y corrupción en el gobierno municipal de la ciudad platera.

El caso más reciente es el del periodista Cecilio Pineda, quien fuera asesinado el pasado mes de abril, cuando estaba descansando en una hamaca mientras lavaban su camioneta en un auto lavado de Ciudad Altamirano. Aunque bueno, el sábado pasado la locutora amuzga Marcela de Jesús Natalio, fue baleada al salir de las instalaciones de la radiodifusora en Ometepec, aunque en honor a la neta, en este caso en particular no está del todo confirmado que se trate de una agresión a la libertad de expresión, y al haberlo yo expresado así en las redes sociales me valió un par de agresiones

feisbuqueras, de gente que no supo interpretar mi texto. Eeeen fin, el caso es que tratándose de los menesteres plumíferos por todos lados salen chispas, pero volviendo a lo del dichoso ‘’festejo’’ vuelvo y repito: nada que celebrar.

No hay libertad de expresión, más bien lo que hay es libertinaje por un lado y mucha censura por el otro, mordazas por aquí y por acá y contención y pleitos entre los del mismo gremio y esto es muy lamentable. Entre nosotros mismos nos tiramos calor. Yo misma, hace unos meses me eregí juez de ciertos hechos de un reportero ¡hijoelagua!. Y esto es el pan de cada día entre la cuatitud plumífera, el que no escupe al cielo padece complejo de comal diciéndole a la olla ‘’tú cobras en este ayuntamiento’’ (¡cuando el interfecto cobra en tres!)…estamos prestos para descalificarnos, para murmurar de los que no piensan como nosotros e incluso para burlarnos de los mismos compañeros, llamándolos con todo tipo de motes y haciéndoles acumulos de chayoteros y cosas peores. Reclamamos a gritos la unidad, patrocinando en corto la división. Hablamos a las espaldas del que no está presente, le hacemos juicio, nos grillamos unos con otros y si nos dan chance, lo ponemos en mal con algún funcionario para ensalzarnos como las chichas cuereras del periodismo pozolero.

Simplemente en una tertulia ocasional no nos ponemos de acuerdo. Sí, ejercer el periodismo en Guerrero es cosa de cuidado, no solamente para los que manejan nota policiaca, periodismo de investigación, y temas delincuenciales como el narcotráfico, noooo, en nuestra sociedad se expone uno hasta con cualquier notita de cuatro renglones. Nunca queda uno bien con nadie y como el ‘’cuetero’’ de todos modos te chiflan. Si escribiste una nota de denuncia, el denunciado siempre ¡siempre! Va a jurar ante un altar que te pagaron un billetote por hacer la nota. ¡ÿ quítalos de ahÍ!.

En los tiempos más inmediatos una vecina de la calle 5 de Febrero injertada de tigre con pantera, me reclamó el que yo escribiera en La Neta que mis vecinitos de enfrente y ella jugaban barajas o lotería afuera de la casa de aquellos, el malhadado día aquél cuando una camioneta los atropelló. ¡Háganme el re canijo favor!. ¿Cuál fue la ofensa, si ellos tenían una semana

que habían instalado la mesa de la lotería cada atardecer afuera de su vivienda?…¡Sepa Judas! Pero así es esto en el plumífero quehacer. De la nada y por una nimiedad nos echamos enemigos. Que si porque publicamos que tiran basura donde no deben ¡ya te quieren pescuecear!.

¡Que si compartes la foto de un magistrado mión, Dios te libreeee!!! ¡Perdón, perdón, Cristo resucitado, corrijo, de un magistrado que hace pipí fuera de la bacinica, (no vaya a ser la cosa que ora me quiera demandar a mi).

Lamentable, pero esto es lo que hay: en el Día de la Libertad de Expresión, nada que festejar.



(Next News) »



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *