Main Menu

La Neta del Planeta: Javidu y su ‘’Verbal Contingencia’’

Karmelynda Valverde

Javidu y su ‘’Verbal Contingencia’’

A diferencia de la sonrisota Colgate que mostraba en Guatemala casi desde el momento mismo en que fue apañado, el ex Gober de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, arribó a suelo tenocha circunspecto y meditabundo.

Algo de reverbereaba en el pecho, ‘’jondo y prefundo’’ …tal vez se preguntaba si a su otrora ñizo del alma, don Enrique Peña Nieto, se le ablandará el corazoncito pa’que no le apliquen gacha sentencia. O pueque le perturba el asuntacho del supuesto divorcio que solicitó su esposita doña Karime Macias allá por los franchutes territorios.

Sepa Judas, diría Mamá Laura. El caso es que don Javidu, no peló la mazorca a su arribo a Mexicalpán de las Tunas. Seguramente venía metidazo en aplicar la frase que soltó al terminar una de sus audiencias en Guatemala, misma que dejó preplejos a periodistas y cuatitud chapina, que tiene su origen en un texto del escrito español Santiago Mototo, que resumen algunas de las premisas sobre la vida en Sevilla. De acuerdo con el documento, señala que en Sevilla hay que tener ‘’paciencia y prudencia, verbal continencia, dominio de ciencia, presencia o ausencia según conveniencia’’.

‘’Paciencia, prudencia’’ comenzó diciendo Javidu…neta que sí, más le vale para que no embarre…je je je también en San Juan hace ‘’aigre’’ y se me da lo de la versificada.

Pero donde se pensaba que se le hizo bolas el engrudo con su ‘’verbal contingencia’’ nada que ver, esto fue premeditado y dicho con toda la intención. O sease que estaba hablándose a sí mismo en voz alta, diciéndose. que le representará toda una tremebunda contingencia si suelta demasiado la lengua, mientras pensaba para sus adentros ‘’chitón perico!!… calladito me veo más bonito’’.

No será nada fácil el proceso en contra de Javier Duarte de Ochoa. Ayer mismo un juez congeló dos de las cinco órdenes de aprehensión, que había enviado la Fiscalía veracruzana, en incluso en su comparecencia ante el juez federal que lleva los casos de delincuencia organizada y lavado de dinero en el Reclusorio Norte, los ministerios públicos la pasaron mal por distintos errores u omisiones en sus acusaciones. ¡Uf!

Don Javidu va a necesitar en su estancia momentánea en RENO, no solamente de la ‘’prudencia y paciencia’’ que recomendaba Santiago Mototo para vivir en Sevilla…sino la serenidad y paciencia que aconsejaba Kalimán a su fiel escudero, Solín….y por supuesto tener siempre presente su ‘’verbal contingencia’’ bien acomodada al manejo del dominio de la ciencia que más le conviene en su caso, que estipula que en boca cerrada no entran moscas.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *