Main Menu

Reciben miles de feligreses al arzobispo del puerto de Acapulco en Ometepec

  • Pidió que no se pierda la unidad de da familia
  • seguir pidiendo por la paz en todos los ámbitos.

Por Osvaldo Rendón Ríos

Corresponsal

Ometepec., Gro. 5 de octubre de 2017. Con una peregrinación con globos, banda de viento, porras,  banderines y pancartas miles de feligreses católicos del municipio de Ometepec acudieron al recibimiento del arzobispo del puerto de Acapulco Leopoldo González González.

Estudiantes de distintas instituciones educativas, feligreses católicos se reunieron en el punto conocido como el Tancon donde junto con los párrocos de la parroquia Santiago Aposto Rafael Cortes y Miguel Ángel Cortes Torreblanca en espera del arzobispo del puerto de Acapulco.

A su llegada del arzobispo de inmediato comisaron las palmas porras aplausos donde los feligreses católicos comenzaron a ondear sus globos y banderines donde muchos de ellos se acercaban para saludar a Leopoldo González y otros también besaban sus manos.

De manera ordenada comenzaron a realizar una peregrinación donde en esta hecho se observó cómo iban avanzando los diferentes contingentes sobre la avenida Cuauhtémoc donde al paso del arzobispo le abantaban confeti así en cada esquina se escuchaba a su paso cuetes de china.

Los feligreses llegaron a la parroquia del señor Santiago Apóstol donde ahí otra multitud de feligreses católicos ya lo estaban esperando a su llegara de inmediato comenzaron a entonar música de entrada de homilía donde posteriormente los feligreses cantaban.

En la santa misa el arzobispo dijo a los feligreses que no se pierda la unidad de la familia, que el hombre siembre un árbol frutal y no dejarlo secar al igual que la mujer que siembre un árbol que tenga siempre la esperanza de cortar algo y no lo deje de disfrutar, rezar el santo rosario diario seguir pidiendo por la paz en todos los ámbitos.

También dijo que hicieran oración para los damnificados y fallecidos por los terremotos del 7 y 19 de septiembre así también por los damnificados del huracán MAX pidió también que unieran sus oraciones por la paz.

Después de escuchar la homilía los feligreses de inmediato se acercaron nuevamente para saludar al arzobispo pedir su bendición así también muchos aprovecharon para tomarse la foto del recuerdo posteriormente se retiraron a su lugares cotidianas.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *