Main Menu

HECHO EN OME: ORQUÍDEA CLAUDIA BASILIO MELO

‘’Ahorita es nuestro momento y por supuesto que podemos. Hay que terminar con el mito de que las mujeres solamente servimos para las labores del hogar y estar pariendo. Si hemos sido buenas administradoras en nuestro hogar que es lo más preciado, no dudo que podemos administrar y gobernar un municipio, un estado y ¿por qué no? ¡hasta al país!’’

* Educada en un matriarcado liderado por su abuela materna, la siempre recordada doña Sara Vargas Domínguez, a muy temprana edad aprendió lo que significaba ‘’trabajo y esfuerzo’’.

* A los 7 años de edad ella y su hermano Lalo se levantaban a las 4 de la mañana para ir al rastro.

* Estudió la Carrera de Leyes más por complacer a su mamá, pues desde niña se sintió atraída por el negocio de la matanza.

Siempre se distinguió por su belleza y antes de cumplir los XV años, siendo presidente municipal don Mario Navarrete Gutiérrez, fue elegida para ser Reina de las Fiestas Patrias, acompañándola como su chambelán,Gabriel Mendoza Medel.

* Fue Regidora de Abasto y Comercio en la administración municipal que presidió None Vázquez.

Es una comerciante exitosa y una mujer plena y realizada. Desde hace 13 años comparte su vida con Raúl Jiménez Cariño, y juntos han procreado a tres hermosos hijos: Manuel, Diego y Claudia Jiménez Basilio.

Reconoce a su abuela Sara Vargas, a su madre Velia Melo y a quien fuera su padrastro, Nicolás Moreno, como ejemplos a seguir por los valores con que la educaron y el sentido de responsabilidad, trabajo y esfuerzo que desde niña le inculcaron.

Karmelynda Valverde Ometepec, Gro.

Aunque por circunstancias familiares nació en Acapulco, cuando sus padres se divorciaron y teniendo ella solamente 3 añitos vino a vivir a Ometepec, junto a su madre Velia Francisca Melo Vargas y su hermano Lalo, a la casa de su abuela materna, doña Sara Vargas Domínguez, ambas originarias del Bello Nido. (en la actualidad son 4 hermanos: Claudia Y Eduardo Basilio Melo y Heladio y Manuel Moreno Melo).

Claudia era una rubilinda nena, muy desenvuelta desde pequeñita. Estudió el Kinder y la instrucción primaria en el Colegio Juana de Matél; la Secundaria en la Cuauhtémoc, la Preparatoria en el Instituto Carrillo Cárdenas un internado de Chilapa y la carrera de Leyes en la UAGro en Chilpancingo.

Educada en un matriarcado liderado por su abuela materna, la Siempre recordada Sarín Vargas (como cariñosamente la llamábamos) y aleccionada tanto por ella como por su señora madre, dentro de la Cultura del Trabajo, Claudia y su hermano menor, Eduardo, comenzaron a ayudar en el negocio familiar de la carnicería siendo unos niños, negocio del que ella se enamoró tanto que se preparó y estudió una Carrera más para complacer a su madre porque una vez que terminó sus estudios decidió integrarse a la añeja tradición familiar de la matanza ‘’Aunque fui una niña inquieta como todos los niños, debido a la influencia de mi abuela y de mi madre, se fue formando en mí el sentido de la responsabilidad, desde muy chiquita. Vivimos hasta los 7 años en la casa de mi abuela y ahí era casa de trabajo, por lo que tenía que levantarme a las 4 de la mañana con mi hermano Eduardo para ir al rastro. Nos íbamos mi hermano Eduardo y yo en las tardes, llevábamos la vaca al rastro amarrada en un burro; teníamos una burra que se llamaba ‘’La Gacela’’ y allá íbamos por toda la calle de mi tío Ventura Cruz y la gente gritaba ‘’ahí viene la burra con la vaca’’. El rastro estaba donde ahorita se encuentra la Comandancia de la Policía Municipal. Al otro día se mataba el animal y ya se llevaba al mercado para su venta. Yo les agradezco que nos hayan fomentado el espíritu de trabajo y responsabilidad. Yo soy la quinta generación de carniceras’’.

Luego de un tiempo de divorciada, su guapa y joven madre decide rehacer su vida sentimental al lado del MVZ Nicolás Moreno Evaristo, de quien Claudia se expresa con respeto y sincero aprecio ‘’Yo no podría decir que fue mi padrastro cuando en realidad fue un padre. Yo le agradezco a él todo su apoyo, porque hay veces que ni los verdaderos padres ayudan a sus hijos para que estudien…¡mucho menos un padrastro!, pero él fue la excepción, fue un excelente padre que nos ayudó a continuar la formación de nuestro carácter, tarea que ya había comenzado mi abuela. Él también nos enseñó a trabajar. Vivíamos en el Barrio de la Hontana con mi abuelita, pero luego nos fuimos al Barrio del Carmen con mi mamá y el Médico Nico. Yo llegaba de la escuela hacía la tarea y me ponía a moler la cuajada y luego tenía que salir a vender los quesos ¡y salía bien contenta a venderlos!…hasta que un día alguien me dijo ‘’tu sales a vender quesos porque cómo no eres hija de Nico…y entonces me regresé a la casa y le dije a mi mamá ‘’yo no vuelvo a ir a vender quesos porque me dijeron esto y esto y que me dice mi papá Nico ‘’No hija, tú tienes que aprender a trabajar porque además esto es tuyo y es para que coman ustedes, yo no soy dueño de nada, siempre nos decía eso. Tengo muy bonitos recuerdos de esa época’’-

Por las responsabilidades que Claudia asumió desde pequeña, tenía poco tiempo para salir a jugar, aunque si aprovechó los recreos de la escuela para jugar y convivir con sus amiguitas, entre las que recuerda a con cariño a ‘’Elsita la hija de don Pepín Torres, Claudia Navarrete, mi madrina Sandra Guillén, Irma Aguirre Pérez, jugábamos a la base y ya después cuando salíamos de la Escuela nos veníamos juntas platicando’’.

Siendo una hermosa jovencita, su belleza no pasó desapercibida y fue elegida como Reina de las Fiestas Patrias, en la primera administración municipal de don Mario Navarrete Gutiérrez, regia celebración que sentó precedente no solamente por la belleza de Claudia sino por la participación en la misma de elementos del 48 Batallón de Infantería, siendo su chambelán el ahora MVZ Gabriel Mendoza Medel.

Claudia se fue a estudiar leyes a Chilpancingo y tuvo buenos trabajos mientras estudiaba su carrera, pero al terminarla vino de vacaciones y vio que su mamá estaba sola en el negocio, ‘’y me dice mi padrastro ‘’¿Te quieres quedar con el negocio? Y no lo ´pensé dos veces, mandé a traer mis cosas a Chilpancingo ¡y que me quedo con el negocio!… por situaciones que no me gustaría comentar ese negocio fue clausurado…luego entramos en una dinámica complicada pero entonces me fui al mercado, donde he estado con mi carnicería desde hace 17 años’’.

Mujer de una gran fortaleza, ha sabido aceptar con humildad sus errores y salir adelante, superándolos. Se casó por primera vez a los 25 años pero esa unión apenas si duró dos años

y medio. Tiempo después conoció a su actual compañero Raúl Jiménez Cariño, con quien tiene una relación desde hace 13 años y han procreado a tres hermosos hijos: Manuel de 12, Diego de 11 y Claudia de 8.

Claudia siempre se sintió identificada con la ideología de Izquierda, aunque no militaba en un Partido. Sin embargo en 1999 apoyó al Dr. Manuel Añorve Baños cuando contendió por la candidatura a Gobernador contra René Juárez ‘’Ya después, por situaciones que se dan en todos los partidos políticos, yo decidí irme y afiliarme al PRD, por invitación del Médico Vicente Moreno Ibarra quien ahora es mi compadre.

En el 2008, Claudia decidió apoyar con todo, el proyecto de Efrén Adame Montalván y formó parte de esa administración municipal presidiendo la Dirección Municipal de la Mujer, durante 8 meses luego de lo cual, por motivos personales decidió renunciar a este cargo. Y se convirtió en Regidora en el trienio 2012-2015 que presidió None Vázquez ‘’Yo me registré en la Planilla que encabezaba Salvador Robles, como Primera Regidora, pero como siempre hay situaciones imprevistas en todos los partidos políticos, me quitan de la primera regiduría y me mandan a la tercera, yo lo entendí como que ‘’para que trabaje, para ver si entra, no nada más así que ya llegué y órale vas a quedar’’ y vaya que le trabajé, aunque desgraciadamente no le favorecieron los resultados a Salvador Robles y fue un golpe duro para mí.. A los tres o cuatro días me habla el representante del partido en el Consejo y me dice ‘’Prepárate porque en una hora vienes a recibir tu constancia de mayoría’’ y yo dije ‘’pero si yo no entré, porque perdió mi candidato y solo alcanzan a entrar dos Regidores’’ y el insistió pero yo decía ‘’no, no quiero pasar una vergüenza’’ y al final de cuentas dije bueno voy a ir a ver qué pasa, ya qué más podría pasar si ya habíamos perdido ¡y que me van dando mi constancia de mayoría y ni yo lo podía creer!. Por eso siempre he dicho ‘’Cuando algo es para ti, aunque te quites. Y cuando algo no es para ti ¡aunque te pongas!’’.

Una vez concluida la administración municipal 2012-2015, Claudia se reintegró de lleno a su hogar, a su familia y a su negocio. ‘’No desperdicié el tiempo ni mucho menos, pero sí desatendí un poco a mi familia porque la verdad es que me multiplicaba, para estar en mi casa, en el ayuntamiento, en la carnicería. Afortunadamente mi marido me apoyaba en todo, me decía ‘’tú no te preocupes, yo me encargo de los niños, de las tareas, cumple con lo que tienes qué hacer, su apoyo en verdad fue y ha sido invaluable. Y eso sí, en donde estemos a las 3 de la tarde nos vemos en casa para comer juntos. Salvo que yo haya tenido que estar fuera de Ometepec. Y también nos damos espacio para irnos de vacaciones casi siempre en el verano’’.

Orquídea Claudia es a sus 45 años una hermosa mujer, bien conservada y con un estupendo gusto para vestir, destacando siempre por su elegancia y porte. Es una mujer sonriente, amable, educada, generosa. Pero sobretodo, es una mujer de mucho trabajo y esfuerzo, no en vano tuvo la influencia y ejemplos de vida de su abuela y su madre. ‘’Mi abuelita me enseñó a trabajar, y me enseñó también que una mujer vale por su palabra. Mi mamá me ha inculcado que mi vida está en manos de Dios y siempre me ha dicho ‘’Nunca vayas en contra de lo que Dios tiene designado para ti, pídele que Él sea quien dirija tus pasos y verás que en todo te va a ir bien’’. Además de que tanto mi madre como mi abuela nos educaron con valores como el respeto hacia los demás, la honestidad, la lealtad, la solidaridad y el servicio hacia los demás’’

Hoy en día, Claudia es candidata a la presidencia municipal por el MORENA ’’Tenemos la firme convicción de que podemos hacer bien las cosas, de que podemos trabajar en beneficio de nuestro querido Ometepec, Las mujeres somos tan capaces o más que los hombres. Prueba de ello es que en la Costa Chica tenemos en Azoyú a la Maestra Leticia Bautista, a Emisel Molina, que están trabajando muy bien por sus municipios’’.

Con firmeza, finaliza la entrevista precisando que siempre ha sido tiempo de las mujeres, ‘’pero ahorita es nuestro momento y por supuesto que podemos. Hay que terminar con el mito de que las mujeres solamente servimos para las labores del hogar y estar pariendo. Si hemos sido buenas administradoras en nuestro hogar que es lo más preciado, no dudo que podemos administrar y gobernar un municipio, un estado y ¿por qué no? ¡hasta al país!






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *