Main Menu

La Neta del Planeta: Las fuentes danzarinas y los fustes que no nos sientan

Karmelynda Valverde

Las fuentes danzarinas y los fustes que no nos sientan

Wooow, neta que era una demanda a voces, muy sentida, de parte de los ometepequenses, sobre todo madres de familia y chiquitillos, que se preguntaban que había pasado con las fuentes danzarinas, que durante varios meses divirtieron sanamente a la chiquillada y uno que otro berraco del Bello Nido.

Resultaba divertido no solamente para los que brincaban acompañados de los danzarines chorros de agua que al ritmo de la música subían y bajaban, sino también para los que observábamos la refrescante chincualeada. Incluso uno de los aspirantes a apañar la candidatura a la presidencia por el pricolor, me confesó tener el ‘’sospechosismo’’ de que las fuentes danzarinas ya no estuvieran en servicio, debido a que algún uña larga se hubiera cacomixcleado las bocinas.

Pero Oh surprise!, dos días después de esta la charla, pude contemplar con mis pizpiretos ojitos, que un grupo de hombres estaban dándole mantenimiento a la tan añorada fuente danzarina. ¡Wooow, wooow y recontra woow! La chiquillada volverá a tener sano y divertido entretenimiento.

¡Ah! Pero como ningún fuste nos sienta y ninguna bacinica nos acomoda, no faltó quien sacara a relucir vía Facebook sus hartas frustraciones, condenando la acción. Claro hay que recordar que conforme se encamina el decembrino mes y año a su finiquito, se hace más presente el chincuale electorero…unos queriendo llevar agüita a su partidario molino y otros, con ardores almáticos porque queriendo no han podido, y eso les ha hecho perder ‘’el ficio’’.

Y seguramente se les va a seguir yendo la ‘’ferza’’ por la boca pero no hay purrúm, y si en cambio habrá harta diversión para la chiquitillada. Y el reclamo acerca de mi cristiandad y el no unirme a la quejumbre, comienza en tres, dos uno…






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *